inmodiario.com

La pretendida y anunciada intervención de los precios de alquiler, sumado a la suspensión de los lanzamientos de desahucios y a la prórroga obligatoria de todos los arrendamientos, incluidos el de los inquilinos no vulnerables, es el triple mensaje negativo que está recibiendo los propietarios particulares que acabarán mermando drásticamente la oferta de vivienda de alquiler.

Ir a la Noticia